ABORTION
WITHOUT
BORDERS.
HELPLINE: 915-213-4535
ESPAÑOL: 915-213-4578
  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • Instagram - White Circle
@2019 | WEST FUND

financiamiento

nuestra

historia

Los ciudadanos de El Paso sabían que ésta ley ocasionaría que el acceso al aborto y a otras formas de salud reproductiva estuvieran fuera de su alcance - especialmente para personas indocumentadas, personas de color, personas de bajos recursos, personas en áreas rurales y padres. Un grupo de estudiantes y activistas de la comunidad, con la ayuda de organizaciones nacionales como URGE (Unidad por Equidad Reproductiva y de Género por sus siglas en inglés) y la Red Nacional de Fondos para Abortos (NNAF), formaron el West Fund para asegurarse que la gente tuviera un lugar a donde ir para conseguir información y recursos para obtener el cuidado que necesitan. El West Fund reconoce que mucha gente embarazada en Texas que necesita el acceso al aborto no pueden obtenerlo debido a problemas financieros, presión social o la falta de proveedores locales. Nosotros creemos que el derecho a la decisión reproductiva es negado cuando una persona embarazada no puede accesar los servicios de aborto y estamos dedicados a romper las barreras que impiden el acceso a ellos y a ayudar a la gente que necesita un aborto pero no tiene suficiente dinero para pagarlo. Todos merecen tener acceso a la salud, incluyendo abortos seguros y legales. Conviértete en un miembro aquí. 

El Paso es una de las ciudades más pobres en los Estados Unidos. Localizada a lo largo de la frontera entre EUA y México, el acceso a la salud - especialmente a la salud reproductiva - ha sido constantemente socavada y privada de fondos por parte del estado. Cuando Planned Parenthood cerró sus puertas en El Paso, muchas personas se quedaron sin sistemas de salud accesible y de calidad. 

 

Para empeorar las cosas, en el verano de 2013, el gobernador de Texas Rick Perry, un extremista en contra del aborto, llamó a una sesión legislativa especial con la intención de aprobar la ley más restrictiva en el país: HB 2. A pesar de un esfuerzo de 13 horas en el capitolio por parte de la Representante Estatal Wendy Davis, docenas de protestas en el estado y más de 19,000 activistas abogando en contra de la ley, HB 2 se convirtió en ley después de que Perry llamara a otra sesión legislativa especial para terminar el trabajo de pasar una política que efectivamente cerraría la mitad de las clínicas de aborto. 

 

Tu

historia

Detrás de cada aborto hay una historia real y una persona real. Por favor, comparte tu historia con nosotros y con otras personas que necesitan información y apoyo. Llena la forma de abajo. Juntos, podemos romper el estigma y el ciclo de silencio y vergüenza. Si quiere permanecer anónimo, el campo de nombre es opcional. 

Al enviar mi historia permito que el West Fund la use para crear consciencia acerca de los derechos reproductivos y ayudar a darle voz a todas aquellas personas que han tenido abortos. 

El West Fund es 100% dirigido por voluntarios y 100% financiado en base a donaciones. Necesitamos tu ayuda para hacer del acceso al aborto una realidad en el oeste de Texas.

te necesitamos.

HELPLINE: 915-213-4535
ESPAÑOL: 915-213-4578
0